ORACIÓN A LA VIRGEN DE LA SALUD

¡Virgen María, Madre de la Salud! Tu Hijo divino te encargó que fueras también Madre de todos los hombres. Desde entonces, con admirable fidelidad, has estado presente en la vida de la Iglesia y de cada uno de sus hijos; como ejemplar de todas las virtudes personales y comunitarias; como medianera nuestra ante Dios, y como madre de la vida divina que Cristo nos comunica.
Tú conoces nuestros sufrimientos y problemas, nuestras infidelidades y caídas. A ejemplo tuyo y con tu ayuda, aceptamos el plan de nuestro Padre Celestial que, en Cristo y por el Espíritu Santo quiere salvarnos a través de las pruebas y sufrimientos de la vida temporal, hasta darnos la plenitud de su vida sin término. Amén.

domingo, 20 de agosto de 2017

SER PERSEVERANTES EN LA FE

En sus palabras previas al rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco invitó a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro a que en los momentos difíciles sigan el ejemplo de la mujer cananea de la que habla el Evangelio, que no se cansó de pedir a Jesús por la sanación de su hija.
Resultado de imagen para jesús y la mujer cananeaEl Santo Padre centró su reflexión en el Evangelio de este domingo que “nos presenta un singular ejemplo de fe en el encuentro de Jesús con una mujer cananea, un extranjera en relación a los judíos”.
“La escena tiene lugar mientras Él está en camino hacia las ciudades de Tiro y Sidón, en el noroeste de Galilea: es allí donde la mujer implora a Jesús que sane a su hija, dice el Evangelio, que ‘sufre terriblemente por estar endemoniada’. El Señor, en un primer momento, parece no escuchar este grito de dolor, tanto, hasta el punto de suscitar la intervención de los discípulos que interceden por ella”. “La aparente distancia de Jesús no desanima a esta madre, que insiste en su invocación”, expresó.
Francisco afirmó que “la fuerza interior de esta mujer, que permite superar cada obstáculo, va buscada en su amor maternal y en la confianza en que Jesús puede atender su pedido. Y esto me hace pensar en la fuerza de las mujeres. Con su fortaleza son capaces de obtener cosas grandes, ¡hemos conocido muchas! Podemos decir que es el amor que mueve la fe y la fe, por su parte, se convierte en el premio del amor”.
“El amor intenso hacia su hija le induce a gritar: ‘¡Señor, Hijo de David, ten compasión de mí!’. Y la fe perseverante en Jesús permite que no se desanime, ni siquiera ante su rechazo inicial; así ‘la mujer se acercó y, arrodillándose delante de él, le suplicó: ¡Señor, ayúdame!’”.
El Papa señaló que “al final, ante tanta perseverancia, Jesús se queda admirado, casi asombrado, por la fe de una mujer pagana. Por lo tanto, Él acepta diciendo: ‘¡Mujer, qué grande es tu fe! Que se cumpla lo que quieres’. Y desde ese mismo momento quedó sana su hija”.
“Esta humilde mujer –aseguró el Santo Padre– es indicada por Jesús como un ejemplo de fe inquebrantable. Su insistencia en el invocar la intervención de Cristo es para nosotros un estímulo a no desanimarnos, a no desesperarnos cuando somos oprimidos por las duras pruebas de la vida”.
El Pontífice indicó que “el Señor no se gira hacia otra parte ante nuestras necesidades, y, si a veces parece insensible a los pedidos de ayuda, es para poner a la prueba y fortalecer nuestra fe. Nosotros debemos seguir gritando como esta mujer: ‘¡Señor, ayúdame! ¡Señor, ayúdame!’ Así, con perseverancia y valentía. Es éste el coraje que se necesita en la oración”.
En ese sentido, dijo que “este episodio evangélico nos ayuda a entender que todos necesitamos crecer en la fe y fortalecer nuestra confianza en Jesús. Él puede ayudarnos a encontrar la vía cuando hemos perdido la brújula de nuestro camino; cuando el camino no parece más plano, sino duro y difícil; cuando es agotador ser fiel a nuestros compromisos”.
“Es importante alimentar día a día nuestra fe, con la escucha atenta de la Palabra de Dios, con la celebración de los Sacramentos, con la oración personal como ‘grito’ hacia Él, "¡Señor, ayúdame!’ y con actitudes concretas de caridad hacia el prójimo”, señaló.
Francisco invitó a los fieles a confiar “en el Espíritu Santo para que él nos ayude a perseverar en la fe. El Espíritu infunde audacia en los corazones de los creyentes; da a nuestra vida y a nuestro testimonio cristiano la fuerza de la convicción y de la persuasión; nos anima a vencer la incredulidad hacia Dios y la indiferencia hacia nuestros hermanos”.
“Que la Virgen María nos haga cada vez más conscientes de nuestra necesidad del Señor y de su Espíritu; nos obtenga una fe fuerte, llena de amor, y un amor que sepa hacerse súplica, súplica valiente a Dios”, concluyó.
Tomado de: https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-da-este-ejemplo-de-fe-inquebrantable-para-los-momentos-dificiles-96721

domingo, 13 de agosto de 2017

BUSQUEMOS BIEN AL SEÑOR

Antes de la oración del Ángelus, el Papa Francisco comentó el Evangelio del día, que en esta ocasión describe el episodio de Jesús en el que después de haber rezado toda la noche en la orilla del lago de Galilea, se dirige hacia la barca de sus discípulos, caminando sobre las aguas.
“Esta narración contiene un rico simbolismo y nos hace reflexionar sobre nuestra fe, tanto de manera individual como comunidad eclesial”, aseguró.
Resultado de imagen para jesús camina sobre el agua“La barca es la vida de cada uno de nosotros, pero es también la vida de la Iglesia; el viento contrario representa las dificultades y las pruebas” y “el grito de Pedro se asemeja mucho a nuestro deseo de sentir la proximidad del Señor, pero también el miedo y la angustia que acompañan los momentos más duros de nuestra vida y de nuestras comunidades, marcada por la fragilidad interna y las dificultades externas”.
Francisco explicó que a Pedro “en ese momento, no le basta la palabra segura de Jesús, que era como la cuerda tensa a la que adherirse para afrontar las aguas hostiles y turbulentas. Es lo que puede sucedernos también a nosotros cuando no nos adherimos a la palabra del Señor, pero se consultan horóscopos y adivinos, se comienza a tocar fondo”.
“El Evangelio de hoy –continuó–, nos recuerda que la fe en el Señor y en su palabra no nos abre un camino donde todo es fácil y tranquilo, que no le quita tormentas a la vida”, sino que “la fe nos da la seguridad de una Presencia que nos lleva a superar las tormentas existenciales, la certeza de una mano que nos aferra para ayudarnos a afrontar las dificultades, indicándonos el camino también cuando hay oscuridad”.
En resumen, la fe “no es un escape a los problemas de la vida, sino que sostiene en el camino y le da un sentido”.
El Papa también comparó la barca con la misma Iglesia que debe hacer frente a tempestades y a la que le salva “la garantía contra el naufragio y la fe en Cristo y en su palabra”.
“Sobre esta barca estamos en lo seguro, a pesar de nuestras miserias y debilidades, sobre todo cuando nos ponemos de rodillas y adoramos al Señor, como los discípulos”.
Tomado de: https://www.aciprensa.com/noticias/si-no-seguimos-a-dios-y-consultamos-horoscopos-y-adivinadores-nos-ira-mal-dice-el-papa-56155

domingo, 6 de agosto de 2017

FIESTA DE LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

VATICANO, 06 Ago. 17 / 07:30 am (ACI).- En sus palabras previas al rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro hoy en el Vaticano, el Papa Francisco aseguró que el evento de la Trasfiguración del Señor invita a reflexionar sobre la importancia de desprenderse de las cosas mundanas y así encontrar a Jesús para estar al servicio de los hermanos necesitados.
Resultado de imagen para transfiguracion de jesus“La subida de los discípulos hacia el monte Tabor nos lleva a reflexionar sobre la importancia de desprendernos de las cosas mundanas, para efectuar un camino hacia lo alto y contemplar a Jesús. Nos ofrece un mensaje de esperanza –así seremos nosotros, con Él– nos invita a encontrar a Jesús, para estar al servicio de los hermanos”, indicó el Pontífice en el marco de la fiesta de la Trasfiguración del Señor.
De lo que se trata, indicó el Papa, es de “disponernos a la escucha atenta y orante del Cristo, el Hijo amado del Padre, buscando momentos íntimos de oración que permitan la acogida dócil y gozosa de la Palabra de Dios”.
Solo de esa manera, señaló el Pontífice, se conseguirá esa “elevación espiritual” y “desprendimiento de las cosas mundanas”, que permita “redescubrir el silencio pacificante y regenerante de la meditación del Evangelio, de la lectura de la Biblia, que conduce hacia una meta rica de belleza, de esplendor y de alegría”.
“Y cuando nosotros nos ponemos así, con la Biblia en la mano, en silencio, comenzamos a sentir esta belleza interior, esta alegría que nos da la Palabra de Dios en nosotros”, aseguró el Santo Padre.
En consecuencia, a imitación de los discípulos que bajaron de la montaña “con los ojos y el corazón transfigurados por el encuentro con el Señor”, el Papa pidió que el redescubrir a Jesús “no es un fin en sí mismo”, sino que nos induce a estar “recargados por la fuerza del Espíritu divino, para decidir nuevos pasos de auténtica conversión y para testimoniar constantemente la caridad, como ley de vida cotidiana”.
Imagen relacionada
“Transformados por la presencia de Cristo y por el ardor de su palabra, seremos signo concreto del amor vivificante de Dios para todos nuestros hermanos, especialmente para quienes sufren, para cuantos se encuentran en la soledad y en el abandono, para los enfermos y para la multitud de hombres y de mujeres que, en diversas partes del mundo, son humillados por la injusticia, la prepotencia y la violencia”, aseguró Santo Padre.
Finalmente, pidió recordar las palabras finales del Padre celestial en este pasaje del Evangelio: “este es mi Hijo amado. Escúchenlo”; y pidió la intercesión de la Virgen María, que “siempre está dispuesta a acoger y custodiar en su corazón cada palabra del Hijo divino”.
“Quiera nuestra Madre y Madre de Dios ayudarnos a entrar en sintonía con la Palabra de Dios, para que Cristo se convierta en luz y guía de toda nuestra vida”, concluyó.
TOMADO DE: https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-en-fiesta-de-la-transfiguracion-invita-a-dejar-lo-mundano-y-servir-al-necesitado-10034/

sábado, 29 de julio de 2017

NUEVO OBISPO AGUSTINO PARA AMÉRICA LATINA



La imagen puede contener: 1 personaHoy, sábado, 29 de julio de 2017, ha sido anunciado que el Santo Padre ha nombrado nuestro hermano, P. Helizandro Terán Bermúdez, OSA, del Vicariato de Venezuela, Provincia d las Filipinas (España), Obispo de la diócesis de Ciudad Guayana, Venezuela. Mons. Terán Bermúdez nació el 7 de junio de 1965 en Maracaibo, Venezuela. 

Después sus estudios en el Colegio Gonzaga de Maracaibo, inició sus estudios en la Universidad Cecilio Acosta, pero irrumpió sus estudios para entrar en el Seminario de los Padres Agustino en Caracas en 1987. Después del pre-noviciado en Ocotal (Nicaragua), en 1990 entró en el noviciado (1990-1991). Después de su profesión de votos (1991), inició sus estudios teológicos y en 1995 recibió el “Baccalaureatum en Teología”, título conferido por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma. Profesó sus votos solemnes el 22 de diciembre de 1994. 

Fue ordenado sacerdote el 9 de septiembre de 1995 en Caracas, Venezuela. Completó sus estudios en la Universidad Cecilio Acosta en 1996, obteniendo el título de “Licenciado en Educación Integral”. En 1996 fue en Roma donde estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana, recibiendo el “Licenciado en Teología Dogmática”, (1998). También, recibió el “Baccalaureatum en Filosofía” por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma (2000). En 2005 recibió su “Doctorado en Teología Dogmática” por la Pontificia Universidad Gregoriana. 

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendoEn 1999 fue nombrado profesor en la Facultad de Teología de la Universidad Andrés Bello de Caracas, impartiendo las cátedras de: Antropología Teológica y Misterio de Dios. En 1999 fue elegido Consejero y Secretario Vicarial del Vicariato de Venezuela formando parte del equipo de gobierno del Vicariato para el cuatrienio 1999-2002 y fue parte del equipo de animación para el Proyecto de Revitalización de la Orden de San Agustín en América Latina. 

Ejerce la docencia a nivel de bachillerato en el Colegio San Agustín de Caricuao, a partir del año 2000, y se dedica a la animación pastoral de los alumnos. En marzo del 2006 asciende como profesor a Doctor Asociado en la misma Universidad Andrés Bello, dictando clase a nivel de postgrado como titular de las cátedras de Revelación y Credibilidad y Teología Sacramental. También, en 2006 fue nombrado Rector del Colegio San Agustín de Caricuao, cargo en el cual se sigue desempañando. 

En julio de 2010 fue elegido Superior Mayor del Vicariato de los Agustinos en Venezuela (2010 hasta el presente). En nombre de toda la Orden deseo expresar mi más cordial felicitación al Obispo Electo, Mons. Helizandro Terán Bermúdez, en el momento en que ha sido llamado a servir a la iglesia en el episcopado, e invito a todos a ofrecerle nuestra ayuda fraterna y nuestras oraciones al comenzar este nuevo ministerio.

sábado, 22 de julio de 2017

FIESTA DE LA VIRGEN DEL CARMEN

Resultado de imagen para virgen del carmen
ESTE SÁBADO 22 DE JULIO SE CELEBRARÁ LA FIESTA DE LA VIRGEN DEL CARMEN EN BOJACÁ.
A LAS 2 PM SE HARÁ LA PROCESIÓN CARAVANA DESDE EL CORZO HASTA EL PUEBLO, Y AL LLEGAR AL TEMPLO (HACIA LAS 5PM) SE TENDRÁ LA EUCARISTÍA.

TODOS INVITADOS.

domingo, 16 de julio de 2017

PARÁBOLA DEL SEMBRADOR

VATICANO, 16 Jul. 17.- Miles de personas rezaron un domingo más el Ángelus junto al Papa Francisco, quien en su breve catequesis habló de la parábola del Sembrador e invitó a no dejar sofocar la presencia de Dios por los vicios del mundo y las ambiciones de poder y riquezas.
“Preguntémonos si nuestro corazón está abierto para acoger con fe la semilla de la Palabra de Dios. Preguntémonos si en nosotros las piedras son todavía numerosas y grandes. Llamemos por su nombre a los espinos de los vicios”, dijo el Papa.
Resultado de imagen para parábola del sembradorSobre la figura del Sembrador, dijo que “es Jesús que esparce con paciencia y generosidad su Palabra, que no es una jaula o una trampa, sino una semilla que puede dar fruto. ¿De qué manera? Si nosotros la acogemos”, explicó.
Francisco afirmó que Jesús realiza una “radiografía espiritual” de “nuestro corazón, que es el terreno sobre el que cae la semilla de la Palabra”. “Nuestro corazón, como un terreno, puede ser bueno y entonces la Palabra lleva fruto, pero puede ser también duro, impermeable. Esto acontece cuando escuchamos la Palabra, pero nos resbala”.
“Entre el terreno bueno y el camino hay dos tipos de tierra intermedios que, de diferente manera, podemos ser nosotros”.
El Papa dijo que el primero es el “pedregoso”: es el corazón superficial, que acoge al Señor, quiere orar, amar y testimoniar, pero no persevera, se estanca y no ‘despega’ nunca. Es un corazón sin espesor, donde las piedras de la pereza prevalecen sobre la tierra buena, donde el amor es inconstante y pasajero”.
El otro tipo es el “espinoso”, “lleno de zarzas que ahogan las plantas buenas”. “¿Qué representan estos espinos?”, se preguntó. “Las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas”.
“Los espinos son los vicios que están en contraposición con Dios, que sofocan su presencia: sobre todo los ídolos de la riqueza mundana, el vivir con avidez, para sí mismo, para el tener y para el poder”.
El Obispo de Roma aseguró entonces que “si cultivamos estos espinos, ahogamos el crecimiento de Dios en nosotros. Cada uno puede reconocer sus pequeños o grandes espinos, los vicios que viven en su corazón, esos arbustos más o menos enraizados que no gustan a Dios y que impiden tener el corazón limpio”.
“Jesús nos invita hoy a que miremos dentro de nosotros: a dar las gracias por nuestro terreno bueno y a trabajar en terrenos que no son todavía buenos”.
El Papa invitó a los fieles a encontrar “el coraje de hacer un buen abono del terreno, llevando al Señor en la confesión y en la oración nuestras piedras y nuestros espinos".
Al terminar, el Santo Padre recordó que en este día se celebra la Virgen del Carmen, “insuperable en acoger la Palabra de Dios y en ponerla en práctica” y pidió que “nos ayude a purificar el corazón y a custodiarlo en la presencia del Señor”. 
Tomado de: https://www.aciprensa.com/noticias/cuidado-con-los-vicios-y-las-ambiciones-de-poder-que-sofocan-a-dios-alerta-el-papa-93233