ORACIÓN A LA VIRGEN DE LA SALUD

¡Virgen María, Madre de la Salud! Tu Hijo divino te encargó que fueras también Madre de todos los hombres. Desde entonces, con admirable fidelidad, has estado presente en la vida de la Iglesia y de cada uno de sus hijos; como ejemplar de todas las virtudes personales y comunitarias; como medianera nuestra ante Dios, y como madre de la vida divina que Cristo nos comunica.
Tú conoces nuestros sufrimientos y problemas, nuestras infidelidades y caídas. A ejemplo tuyo y con tu ayuda, aceptamos el plan de nuestro Padre Celestial que, en Cristo y por el Espíritu Santo quiere salvarnos a través de las pruebas y sufrimientos de la vida temporal, hasta darnos la plenitud de su vida sin término. Amén.

domingo, 14 de diciembre de 2014

NOVENA DE NAVIDAD EN EL SANTUARIO

Como todos los años, en el Santuario celebramos la novena de navidad junto con el rezo del santo rosario con todos los fieles de la parroquia San Lorenzo mártir, y con los peregrinos que deseen acompañarnos. Después del rosario se tendrá la celebración de la Eucaristía y la novena a las 6:30 p.m. La distribución de este año es la siguiente:


Martes 16: Barrio Palermo     Encargada: Adelina Pérez
Miércoles 17: Agricultores      Encargada: Mary Triviño
Jueves 18:  Barrio san Fernando    Encargada: Lucía Miranda
Viernes 19: Barrio Gaviotas     Encargada: Amparo Machuca
Sábado 20: Barrio santa Helenita   Encargada: Cecilia Ramírez
Domingo 21: Padres Agustinos     Encargados:  Novicios
Lunes 22:  B. Urbanización Gaitán    Encargada: Sandra Herrera
Martes 23: Barrio san Agustín       Encargado: Ricardo Cruz
Miércoles 24: Barrio Las Vegas      Encargada: Cecilia Cruz


El miércoles 24 de diciembre se celebrará la Eucaristía solemne de Navidad en el templo parroquial, a las 10:00 p.m.

El día 31 de diciembre de 2014 se realizará un santo Rosario para despedir el año, agradecerle a Dios y a la Virgen de la Salud por todos los beneficios recibidos en el 2014 a las 5:30 p.m., organizado por el barrio Santa Rita y la vereda Cubia sector la Chucua. Ese mismo día se realizará la eucaristía para despedir el año a las 10:00 p.m.

El jueves 25 de diciembre de 2014 y el jueves 01 de enero de 2015 tendremos las eucaristías como si fuera un domingo. 

ESCUCHE LA NOVENA Y LA EUCARISTÍA POR EMISORA MARIANA DE BOGOTÁ, 1400 AM

domingo, 30 de noviembre de 2014

INICIAMOS EL TIEMPO DE ADVIENTO

Este domingo 30 de noviembre es el primer domingo del tiempo de adviento, con este tiempo se inicia un nuevo año litúrgico. Además, con el adviento nos preparamos para celebrar dignamente la navidad. 
"La palabra adventus significa venida, advenimiento.Proviene del verbo «venir». Es utilizada en el lenguaje pagano para indicar e! adventus de la divinidad: su venida periódica y su presencia teofánica en e! recinto sagrado del templo. En este sentido, la palabra adventus viene a significar «retomo» y «aniversario». También se utiliza la expresión para designar la entrada triunfal del emperador: Adventus  divi. En el lenguaje cristiano primitivo, con la expresión adventus se hace referencia a la última venida del Señor, a su vuelta gloriosa y definitiva. Pero en seguida, al aparecer las fiestas de navidad y epifanía, adventus sirvió para significar la venida del Señor en la humildad de nuestra carne. De este modo la venida del Señor en Belén y su última venida se contemplan dentro de una visión unitaria, no como dos venidas distintas, sino como una sola y única venida, desdoblada en etapas distintas. 
De todos modos, esta digresión sobre el uso original de la palabra no clarifica en absoluto el sentido que se le ha dado posteriormente al vocablo adventus. Aun cuando la expresión haga referencia directa a la venida del Señor, con la palabra adventus la liturgia se refiere a un tiempo de preparación que precede a las fiestas de navidad y epifanía. Es curiosa la definición del adviento que nos ofrece en el siglo IX Amalario de Metz: «Praeparatio adventus Domini ». En este texto el autor mantiene el doble sentido de la palabra: venida del Señor y preparación a la venida del Señor. Esto indica que el contenido de la fiesta ha servido para designar el tiempo de preparación que la precede". (Tomado de: José Manuel Bernal, Para vivir el año litúrgico, Verbo divino, 1997 (p. 213)).

domingo, 31 de agosto de 2014

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD 2014

Apreciados hermanos, en el mes de septiembre tradicionalmente celebramos con gran alegría la Fiesta de Nuestra Señora de la Salud, en Bojacá (Cundinamarca), y el segundo domingo será el 14 de septiembre. La Fiesta de la Virgen este año se celebrará los día 13 y 14 de septiembre. Invitamos a todos a que nos acompañen celebrando la novena a la Virgen, desde el 4 hasta el 12 de septiembre en sus hogares y con los suyos, o en el templo todas las tardes. Que la Santísima Virgen bendiga y acompañe sus hogares. Bendiciones a todos.


miércoles, 20 de agosto de 2014

AGOSTO, MES AGUSTINIANO

Durante el mes de agosto, la comunidad de los Padres Agustinos en el mundo, celebramos la fiesta de nuestro Padre San Agustín; por eso durante el mes se hacen diferentes actividades en las parroquias o en los colegios, como la novena misma, o actividades culturales y deportivas. 
El 28 de Agosto se celebra su fiesta, pues fue el día en el que cerró sus ojos para este mundo, pero su corazón inquieto finalmente encontró el descanso el Dios.

Ordenado presbítero construye un monasterio en un huerto, donado por el obispo Valerio, y escribe una Regla que han de guardar los compañeros que van creciendo en gran número, así comienza la Orden de San Agustín.

El Papa S. Juan Pablo II, escribió una Carta Apostólica sobre san Agustín, en la que afirma:
 AGUSTÍN DE HIPONA, desde que apenas un año después de su muerte fue catalogado como uno de los "mejores maestros de la Iglesia" por mi lejano predecesor Celestino I, ha seguido estando presente en la vida de la Iglesia y en la mente y en la cultura de todo el Occidente. Después, otros Romanos Pontífices, por no hablar de los Concilios que con frecuencia y abundantemente se han inspirado en sus escritos, han propuesto sus ejemplos y sus documentos doctrinales para que se les estudiara e imitara. León XIII exaltó sus enseñanzas filosóficas en la Encíclica Aeterni Patris; Pío XI reasumió sus virtudes y su pensamiento en la Encíclica Ad salutem humani generis, declarando que por su ingenio agudísimo, por la riqueza y sublimidad de su doctrina, por la santidad de su vida y por la defensa de la verdad católica nadie, o muy pocos se le pueden comparar de cuantos han florecido desde los principios del género humano hasta nuestros días; Pablo VI afirmó que "además de brillar en él de forma eminente las cualidades de los Padres, se puede afirmar en verdad que todo el pensamiento de la antigüedad confluye en su obra y que de ella derivan corrientes de pensamiento que empapan toda la tradición doctrinal de los siglos posteriores.
Yo mismo he añadido mi voz a la de mis predecesores, expresando el vivo deseo de que "su doctrina filosófica, teológica y espiritual se estudie y se difunda, de tal modo que continúe... su magisterio en la Iglesia; un magisterio, añadía, humilde y luminoso al mismo tiempo, que habla sobre todo de Cristo y del amor". He tenido ocasión además de recomendar especialmente a los hijos espirituales del gran Santo que mantengan "vivo y atrayente el encanto de San Agustín también en la sociedad moderna", ideal estupendo y entusiasmante, porque "el conocimiento exacto y afectuoso de su pensamiento y de su vida provoca la sed de Dios, descubre el encanto de Jesucristo, el amor a la sabiduría y a la verdad, la necesidad de la gracia, de la oración, de la virtud, de la caridad fraterna, el anhelo de la eternidad feliz".  (CARTA APOSTÓLICA AUGUSTINUM HIPPONENSEM DEL SUMO PONTÍFICE JUAN PABLO II EN EL XVI CENTENARIO DE LA CONVERSIÓN DE SAN AGUSTÍN).

Pero quien dedicó varias reflexiones sobre san Agustín fue el Papa Benedicto XVI, un gran conocedor del Santo. Él afirma lo siguiente: 
Pocas veces una civilización ha encontrado un espíritu tan grande, capaz de acoger sus valores y de exaltar su riqueza intrínseca, inventando ideas y formas de las que se alimentarían las generaciones posteriores, como subrayó también Pablo VI:  «Se puede afirmar que todo el pensamiento de la antigüedad confluye en su obra y que de ella derivan corrientes de pensamiento que empapan  toda  la  tradición doctrinal de los  siglos  posteriores» (AAS, 62, 1970, p. 426:  L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 31 de mayo de 1970, p. 10).
San Agustín es, además, el Padre de la Iglesia que ha dejado el mayor número de obras. Su biógrafo, Posidio, dice:  parecía imposible que un hombre pudiera escribir tanto durante su vida. En un próximo encuentro hablaremos de estas diversas obras. Hoy nuestra atención se centrará en su vida, que puede reconstruirse a través de sus escritos, y en particular de las Confesiones, su extraordinaria autobiografía espiritual, escrita para alabanza de Dios, que es su obra más famosa. Las Confesiones, precisamente por su atención a la interioridad y a la psicología, constituyen un modelo único en la literatura occidental, y no sólo occidental, incluida la no religiosa, hasta la modernidad. Esta atención a la vida espiritual, al misterio del yo, al misterio de Dios que se esconde en el yo, es algo extraordinario, sin precedentes, y permanece para siempre, por decirlo así, como una "cumbre" espiritual...

Al seguir profundizando en el estudio de las Escrituras y de los textos de la tradición cristiana, san Agustín se convirtió en un obispo ejemplar por su incansable compromiso pastoral:  predicaba varias veces a la semana a sus fieles, ayudaba a los pobres y a los huérfanos, cuidaba la formación del clero y la organización de monasterios femeninos y masculinos.
En poco tiempo, el antiguo retórico se convirtió en uno de los exponentes más importantes del cristianismo de esa época:  muy activo en el gobierno de su diócesis, también con notables implicaciones civiles, en sus más de 35 años de episcopado, el obispo de Hipona influyó notablemente en la dirección de la Iglesia católica del África romana y, más en general, en el cristianismo de su tiempo, afrontando tendencias religiosas y herejías tenaces y disgregadoras, como el maniqueísmo, el donatismo y el pelagianismo, que ponían en peligro la fe cristiana en el Dios único y rico en misericordia.
Y san Agustín se encomendó a Dios cada día, hasta el final de su vida:  afectado por la fiebre mientras la ciudad de Hipona se encontraba asediada desde hacía casi tres meses por los vándalos invasores, como cuenta su amigo Posidio en la Vita Augustini, el obispo pidió que le transcribieran con letras grandes los salmos penitenciales "y pidió que colgaran las hojas en la pared de enfrente, de manera que desde la cama, durante su enfermedad, los podía ver y leer, y lloraba intensamente sin interrupción" (31, 2). Así pasaron los últimos días de la vida de san Agustín, que falleció el 28 de agosto del año 430, sin haber cumplido los 76 años.


 (Audiencias generales del Papa Benedicto XVI, dadas en Roma en el 2008. BENEDICTO XVI  AUDIENCIA GENERAL. Miércoles 9 de enero de 2008)



lunes, 7 de julio de 2014

LA SELECCIÓN COLOMBIA Y EL MUNDIAL

Durante este mundial de fútbol FIFA 2014, en Brasil, los colombianos vivimos días muy alegres y llenos de mucha esperanza y satisfacción, por el excelente desempeño de los muchachos de nuestra selección. Muchas cosas quedan para reflexionar, después de la participación en este certamen mundialista. En primer lugar hay que reconocer lo importante que es el trabajo en equipo, cuando se buscan metas en grupo, cuando todos caminamos hacia el mismo objetivo; también se pudo notar que Colombia, un país atormentado en muchos momentos por las consecuencias de una guerra fratricida, puede vivir momentos de paz y de unidad en busca de un mismo sueño, el fútbol nos unió con un solo corazón que palpitaba con cada jugada de nuestros paisanos. 

(Foto tomada de: http://www.telepacifico.com/news/show/title/los-r-cords-de-la-selecci-n-colombia/src/@random508f393b206f8)

Que esta experiencia del mundial con nuestra selección, nos sirva verdaderamente para fortalecer aún más nuestros lazos de fraternidad entre los colombianos, que sea la oportunidad para renacer con la firme esperanza de trabajar juntos por la paz y el progreso de nuestro país. No dejemos todo en las decisiones de nuestros gobernantes, que muchas veces buscan intereses personales y partidistas. "Jesús nos pide que le sigamos toda la vida, que seamos sus discípulos, que juguemos en su equipo. Jesús nos ofrece algo más grande que la copa del mundo, nos ofrece la oportunidad de una vida fecunda y feliz... nos pide estar en forma para afrontar sin miedo la vida, dando testimonio de nuestra fe" (SS. Francisco, JMJ 2013).

sábado, 7 de junio de 2014

PENTECOSTÉS

Han pasado 50 días desde la resurrección del Señor. Nos alegramos ahora con esta solemnidad de Pentecostés, donde el Señor cumple su promesa de enviarnos al Espíritu Santo.

Hermanos, el Espíritu Santo hace posible todo esto en nosotros: rompe nuestras divisiones causadas por el alejamiento del amor de Dios y lo convierte en unidad, nos da nueva vida y la armoniza, nos fortalece y dinamiza, nos da esperanza y nos hace discípulos y misioneros de Cristo. Por eso el evangelio nos habla también del agua viva, es el Espíritu del Resucitado el que produce en nosotros la nueva condición de Hijos de Dios, gracias a Cristo que murió y resucitó, podemos tener el Espíritu de vida, el Espíritu de la Verdad; por lo tanto nuestra vida es vida en Cristo. Alejados de él sólo somos huesos secos, pero si vivimos en él tenemos verdadera vida.

“A veces podemos ser tentados de dejarnos llevar por la pereza o, peor aún, por el desaliento, sobre todo ante las fatigas y las pruebas de la vida. En estos casos, no nos desanimemos, invoquemos al Espíritu Santo, para que con el don de fortaleza dirija nuestro corazón y comunique nueva fuerza y entusiasmo a nuestra vida y a nuestro seguimiento de Jesús” (SS. Francisco)

El Espíritu Santo es el corazón de la Iglesia y de cada cristiano, es el Amor de Dios que habita en nosotros y está siempre con nosotros. A la vez que es un regalo de Dios, el Espíritu Santo nos da diversos regalos espirituales a quien lo acoge: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

El espíritu Santo es un regalo muy hermoso que el Señor nos da a todos. Recibámoslo dignamente, abramos nuestro corazón y dejemos que él nos transforme. Que en cada eucaristía se encienda en nosotros el fuego del Espíritu que descendió sobre los Apóstoles el día de Pentecostés, y nos haga valerosos discípulos del Señor resucitado. 

lunes, 2 de junio de 2014

DE LA ASCENSIÓN A PENTECOSTÉS


Pero subir al cielo no es abandonar la tierra. Jesús sigue entre nosotros "Sépanlo, yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo" nos dice el evangelio de Mateo (28,20) y su palabra es verdadera. Debemos alegrarnos porque Cristo ha tomado nuestra condición humana y la ha glorificado. 

El domingo pasado celebrábamos la solemnidad de la ascensión del Señor, donde la liturgia nos hacía movernos en dos puntos, de manera especial: la alegría y la misión. La alegría, porque el mismo Dios que por amor ha bajado a nosotros, se ha encarnado en el vientre de María y ha vivido entre nosotros hasta entregar su vida por todos, es el mismo que después de resucitar ha subido al cielo. 


Pero también debemos recordar nuestra misión. No podemos quedarnos parados mirando al cielo, como los apóstoles el día de la ascensión, debemos tomar conciencia de que esa alegría debemos compartirla con los demás. "Vayan por todo el mundo y hagan discípulos míos". Esa es la misión, dar testimonio del amor de Cristo y anunciarlo a los demás, para que otros también se acerquen al Señor. 

El próximo domingo celebraremos Pentecostés, donde Cristo cumple la promesa de enviarnos a un Defensor, a un abogado, al espíritu Santo. Fiesta de la unidad, de la comunión, de la alegría que produce la presencia del Espíritu en nuestras vidas.